ESCRITORES CHIQUIMULTECOS
ESCRITORES CHIQUIMULTECOS  
  I N I C I O - I N I C I O
  => POETAS
  => NARRADORES
  => Ismael Cerna
  => Humberto Porta Mencos
  => Isabel de los Ángeles Ruano
  => Miguel Ángel Vásquez
  => Raúl Mejía González
  => Aquiles Pinto Flores
  => Rosa Flores Monroy -narradora
  => Elías Valdés
  => Brenda Solís-Fong -narradora
  => Lot Byron Remus
  => Gustavo Bracamonte
  => Mario Morales Monroy
  => Edmundo Zea Ruano
  => Rafael Zea Ruano
  => Guilver Salazar
  => Raúl Aguirre
  => Juan Pablo Espino
  => Rómulo Mar
  => J. Israel Pérez P.
  => Carlos Interiano
  => César Gutiérrez -narrador
  => Joel Lorenzo
  => Manuel Villalta -narrador
  => Saúl Guerra -narrador
  => Milton Jordán -narrador
  => Manfredo Castillo
  => José Lobos
  => Brenda Solís-Fong
  => César Gutiérrez
  => Rómulo Mar -narrador
  => José Méndez Morales
  => Galería
  => Foro
  Varios
Aquiles Pinto Flores

CARLOS AQUILES PINTO FLORES



    Nació en Chiquimula en 1930. Poeta y periodista. Escribió varias obras de poemas y laboró como periodista en diversos medios, incluyendo una columna de opinión en Prensa Libre. También fue diputado y Embajador de Guatemala en Colombia. Una calle en su natal Chiquimula fue bautizada con su nombre (Haeussler, 1983).
    Empezó a escribir versos a los 13 años. Estudió en su tierra natal y luego se graduó de maestro, para más tarde estudiar Derecho. Dirigió la Editorial José de Pineda Ibarra del Ministerio de Educación (Haeussler, 1983).
    En 1971 fue becado por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura -UNESCO-. En 1972 fue delegado del país en el Seminario del Libro, que se celebró en Buenos Aires, Argentina. En 1978 se le nombró Embajador de Guatemala en Colombia (Haeussler, 1983).
    En 1950 publicó su primer poemario: Triángulo Sentimental. Para 1952 vio la luz Dos sonetos y Estancia para tu Voz de Estrella y en 1964 publicó el libro de versos Del tiempo al Alba. En su vida periodística trabajó como redactor del periódico El Imparcial y fue columnista de Prensa Libre durante varios años. Otros de sus libros son Del tiempo al Alba -en 1973-, Yo fui Rehén del M-19 -1980- y Estancias por el deseo Iluminadas -1984- entre otros (Haeussler, 1983). En 2010 publicó su libro de sonetos Estambres envidiados por el oro (Villatoro, 2010).
    En el año 2010, el concejo municipal del municipio de Chiquimula, a solicitud de la Asociación de Hijos Ausentes de San José La Arada, acordó designar con el nombre de Flores la Quinta avenida de la zona 1, donde encuentra su casa (Villatoro, 2010).
    Aquiles Pinto Flores ha recibido varios homenajes por sus publicaciones. Recibió la Orden Boyacá, otorgada por el Gobierno de Colombia y la Muta de Oro y el Collar Chortí, por la Municipalidad de Chiquimula. Además, un homenaje por la Feria Internacional del Libro en Rhode Island y múltiples trofeos, medallas y diplomas a lo largo de su trayectoria literaria (Montalvo, 2010).

Fuente:

http://wikiguate.com.gt/carlos-aquiles-pinto-flores/


 




MONOGRAFÍA LÍRICA DE CHIQUIMULA

Una canción rumorosa
OLOPA canta en el frío.
Violines altos y verdes
de vegetales gemidos
se derraman desde el hombro
del viento contra los pinos.
Vetas de luz y de yeso
van pintando los caminoS
que trepan por las montañas
hasta parajes sombríos
a fin de retar ufanas
la blancura de los lirios.

Esquipulas religiosa
por cualquier parte la admiro.
Los fieles traen de lejos
sus corazones heridos,
en una mano una pena
y en la otra tenue cirio;
buscando lavar pecados
van a postrarse ante el Cristo
para forjarle a sus pies
con sus dolores un nido,
y entre cantos y oraciones
toman en paz su martirio.

Ipala eleva su frente
en el volcán concebido
por telúricas extrañas;
el volcán entumecido
se va tapando con nubes
de colores peregrinos.
Una laguna de sueño
en su cráter se ha dormido
y solo despierta cuando
el viento peina sus rizos.

Jocotán pueblo-poesía,
parece que su destino
se teje en cuerdas de lira,
pues son muchos los altivos
poetas que de esta tierra
van hilvanando en el trino
acoso el beso del alba
en el metal de los ríos.

Quezaltepeque se asoma
el romance conmovido
con sus mujeres que miran
con ojos de cien cuchillos;
van muriendo por el pueblo
caderas de ritmo fino,
y van soltando una risa
casi de oleajes marinos
dejando para los hombres
todo el aire enrarecido
(mientras la plaza se alumbra
de alfeñiques amarillos).

Camotán se ha perfumado
con la flor de su domingo
y los hombres y mujeres
se han puesto vestido limpio.
Héctor Manuel el poeta
va despertando suspiros
en el pecho de las mozas;
-un palomar con dos nidos-
que siendo placer del ojo
es a la vez el silicio
de quien lo mira y hace
su milagro de jancitos.
Rosas y nardos de rezos
entre la iglesia han crecido;
frente a párpados cerrados
hay pestañear de los cirios.

Como hontanar del jocote
puede afirmar SAN JACINTO
que no se requiere lupa
para gustar paraíso,
teniendo de rama en rama
el néctar el fuego vivo;
fruta del cielo en la tierra
-de jocote a jocotillo-.

Le moja a SAN JUAN ERMITA
los dos talones el río,
y en sus cerros de cebolla
corta orgullo el campesino.

SAN JOSÉ LA ARADA viene
por aureolas precedido
desde que puso en su frente,
en su pecho y sus tobillos
trofeos que en recia lucha
arrancara al enemigo,
el mismo que a San José
llegó a morder polvo fino.

CONCEPCIÓN LAS MINAS surge
con banderas de rocío
izadas en los cafetos
y en flores de regadío.
Para enseñar sus metales
se abre nomás el corpiño
y sólo no maravilla
al que nunca la haya visto.

Y CHIQUIMULA la buena
siempre camina conmigo;
pues clavé mi pensamiento
a la altura de su sino.
Suya es mi alforja de luna
y su encanto diamantino,
las semillas, las palabras,
los celajes y los trinos.
Tierra de cactos y almendros,
de oraciones y relinchos,
del corazón en la mano
o el revólver si es preciso.
Tierra del alma morena
como la piel de su Cristo.



ESCRITORES CHIQUIMULTECOS - contacto  
 

Facebook y blog de Rómulo Mar

 
Publicidad  
   
Contador de visitas  
  contador de visitas  
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=